Cosas que me hacen feliz 3

Ya he mencionado varias veces que soy una amante de los animales, así que está claro que los animales son una de esas cosas que me hacen sonreír y de esos momentos que vivo con ellos se componen algunos de los mejores momentos de mi día a día.

En este caso algo que me hacía sonreír cuando vivíamos en la anterior casa era el gato de mis vecinos. Se situaba en la entrada simulando ser una planta más (pasaba más tiempo intentando colarse en nuestro salón que en el de mis vecinos).

Nunca he visto a un gato con más mala leche que este pero raro era un rato y por tanto nos reíamos mucho con él cuando hacía este tipo de cosas. cuando llegaba de trabajar y aparcaba esto era lo que me encontraba.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Era el mismo demonio pero este gato con complejo de planta hacía que mi llegada a casa fuera indudablemente mucho mejor.

1j+ojl1FOMkX9WypfBe43D6kj...ODrBNNnxfOwXs1M3EMoAJtlCYrgPJr8fU7

Perros callejeros

Holanda se ha convertido en el primer país de Europa (yo diría que también del mundo) en el que no hay perros callejeros o abandonados. 

Las perreras en Holanda sí existen pero se llaman asilos y no tienen nada que ver con lo que yo conocía. He visitado alguna cuando pensaba en adoptar otro perro y me sorprendió como tratan los animales allí (asilo para animales en Breda).

Los perros están separados por tamaños e incluso por familias. Tienen una descripción en la puerta no solo del perro sino de su historia. Por ejemplo vimos dos beagles que estaban allí porque su dueño era una persona mayor y estaba ingresado en el hospital. Si querías adoptar uno de los beagles estabas obligado a adoptar el otro porque no querían separarlos.

A los perros les sacan a pasear varias veces al día y el espacio donde dormían esta limpio y cuidado (tenían una cama, agua y comida). Me encantó ver que los voluntarios que trabajaban allí les trataban con amor y cariño.

Los gatos también tenían su propio espacio. Los tenían separados en dos secciones, en una estaban los gatos ya mayores o con sobrepeso y por otra parte tenían los pequeños. Tenían un tercera sección donde estaban los gatos con alguna enfermedad o en tratamiento, ya que los tenían apartados para que no se infectaran y se recuperaran bien.

Parece imposible conseguir algo así y yo que soy una amante de los animales agradezco infinitamente que el gobierno holandés tome medidas para proteger a las mascotas y animales en general. No-abandones-a-tu-mascota

En holanda hay mucha conciencia en contra del abandono de animales, muchísimas familias tienen mascotas en el más amplio sentido de la palabra ya que he visto gente paseando cerdos enormes por mi barrio.

Un plan basado en cuatro puntos ha permitido al gobierno holandés hacer de esta utopía algo posible:

Los cuatro ejes del plan holandés para evitar los perros callejeros

1 – Leyes y multas

Las multas ascienden a varios miles de euros y condenas no excarcelables de 3 años de prisión por hacer daño a animales de compañía.

2 – Campañas de castración masivas, gratuitas y obligatorias

El gobierno asume el costo de las castraciones y organiza campañas de esterilización masiva (para perros callejeros y también los que tienen un hogar).

3 – Impuestos altos a la compra de animales de raza

Se han establecido unos impuestos más altos si compras una mascota de criaderos. Con esto el gobierno holandés intenta fomentar la adopción de mascotas en vez de la compra.

4 – Campañas para concienciar

Se hacen grandes campañas para concienciar a la población de que el maltrato animal es un crimen tan grave como el maltrato a las personas. 

Sólo me queda decir que respeto a las personas a las que no le gustan los animales, pero respetarlos también a ellos. No compreis mascotas, adoptarlas y por supuesto no las abandoneis. Si vuestra mascota va a suponer un problema en vuestra vida no la tengais desde el principio.

Como ya mencioné en este blog mi perro es mi familia (mi gata también) y van con nosotros donde quiera que estemos.

Biko y Luna viajando

Biko y Luna de viaje a España

1j+ojl1FOMkX9WypfBe43D6kj...ODrBNNnxfOwXs1M3EMoAJtlCYrgPJr8fU7

Cosas que me hacen feliz 1

Hay cientos de pequeñas cosas que me hacen feliz. Llamarme loca si quereis pero una de las cosas que más me gustan en este mundo es ese pequeño bicho negro que adoptamos en plan locura. No me gustaban mucho los gatos pero tengo que reconocer que estoy totalmente enamorada de esta gata.

home

Adoro llegar a casa y encontrarme a Luna enroscada cerca de la ventana totalmente dormida y feliz porque le da el sol. Ese calorcito que te transmite cuando la abrazo (huele a ropa planchada), ese ronroneo que me tranquiliza tanto cuando estoy nerviosa, esos ojos que me dicen «mimame».

¡Una de las mejores sensaciones! No lo cambio por nada del mundo.

Mi perro es mi familia

No entiendo que existan personas que no les gusten los perros. Lo siento, pero no lo entiendo. Nunca sentirás más amor y fidelidad que con ellos. Supongo que se entiende sólo después de convivir con uno de ellos.se-puede-vivir-sin-perro

Celebramos su cumpleaños, ha estado de viaje con nosotros en Francia, Bélgica, Alemania, Luxemburgo, España… le doy besos (como al resto de los componentes de la familia) y por supuesto le considero fundamental en mi vida.

Biko (así se llama mi perro) ha sido el mejor regalo de mi vida. LLevaba queriéndo tener un perro una eternidad, así que mis padres me dieron una sorpresa cuando conseguí mi primer contrato de trabajo. Nunca olvidaré esa tarde.

 

LLeva conmigo ya 8 años y espero que nos queden muchos más juntos.

Mi perro es mi familia.

1j+ojl1FOMkX9WypfBe43D6kj...ODrBNNnxfOwXs1M3EMoAJtlCYrgPJr8fU7