Vip por 10 minutos

Hoy hemos ido a una tienda de decoración, porque hacía calor en la calle, porque era gratis y porque necesitamos ideas para la casa y hemos pensado que podíamos inspirarnos allí.

Cuando hemos entrado nos han ofrecido agua o zumo de naranja. Mi cara debe haber sido un poema porque la chica me ha dicho que podía coger todos los vasos que quisiera. A mí me ha dado vergüenza y he elegido agua.

Hemos seguido paseando y mientras veíamos salones hemos visto un señor vestido de camarero con una bandeja y tres copas que tenían una pinta estupenda. El camarero venía en nuestra dirección y yo he pensado «por aquí deben tener la sala de reuniones de la empresa y han pedido algo para beber». Pero no, nos ha ofrecido la bebida a nosotros, y nos ha dicho «que disfrutéis de la tienda».

Me he pasado la siguiente media hora con un refresco buenísimo viendo salones que me encantaba. Nunca me imaginé disfrutar tanto de ver muebles.

1j+ojl1FOMkX9WypfBe43D6kj...ODrBNNnxfOwXs1M3EMoAJtlCYrgPJr8fU7

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s